top of page

Cómo aprender Wingfoiling

[6 sencillos pasos]

Después de más de una década practicando, compitiendo y enseñando diferentes deportes acuáticos, hemos experimentado en cuatro continentes distintos con condiciones muy diferentes todo tipo de personas aprendiendo este deporte. Esto nos permitió desarrollar nuestro programa único, fácil de seguir y divertido, de 6 sencillos pasos que te harán subir a la tabla de la forma más rápida y segura. Tu dedicado equipo de ensueño te asegurará en la playa y en aguas profundas todo el tiempo.

03

Usa el ala para dirigir la tabla

04

Transición a una tabla más pequeña

05

Desmontar el florete

06

Mantén vuelos más largos

Image by Paulina Herpel

Aquí podrás leer en detalle el programa de 6 sencillos pasos que te convertirán en un rider independiente.

01

Siéntete cómodo con el ala

Antes de subirte a una tabla de foil, es importante sentirte cómodo con el ala. Puedes practicar el manejo de las alas en una tabla flotante grande con orza o usar una tabla de aluminio grande y estable para aprender. El objetivo es sentirse cómodo con la vela y aprender a controlarla en diferentes condiciones de viento. Puedes comenzar practicando el manejo de las alas en tierra y luego pasar al agua. Intenta sentir el viento y cómo afecta al ala. Practica sostener el ala en diferentes posiciones y dirigirla en diferentes direcciones. Una vez que te sientas cómodo con el ala, puedes pasar al siguiente paso.

02

Aprende a dirigir la tabla

Empiece por aprender a manejar la tabla y dar la vuelta cerca de la playa. No vayas demasiado lejos sólo para descubrir que no puedes ir por el otro lado. ¡Cuidado con los vientos marinos! Puedes practicar esto usando una tabla grande y estable con una orza o una tabla pequeña con un papel de aluminio. Comience remando hasta una zona de agua tranquila. Luego, practica girar la tabla cambiando tu peso y usando tus pies. Intenta girar el tablero en ambas direcciones. Una vez que se sienta cómodo girando el tablero, puede pasar al siguiente paso.

03

Usa el ala para dirigir la tabla.

Aprende a usar el ala para dirigir la tabla. Esto le ayudará a mantener el equilibrio y el control mientras conduce. Puedes practicar esto usando una tabla grande y estable con una orza o una tabla pequeña con un papel de aluminio. Comience remando hasta una zona de agua tranquila. Luego, practica usando el ala para dirigir la tabla. Intenta mantener el equilibrio mientras usas el ala para girar la tabla en diferentes direcciones. Una vez que te sientas cómodo usando el ala para dirigir la tabla, puedes pasar al siguiente paso.

04

Transición a una tabla más pequeña

Las tablas más pequeñas son menos permisivas que las grandes. Responden instantáneamente a los cambios de peso y a los movimientos del ala. La curva de aprendizaje es más pronunciada, pero la recompensa merece la pena.

Trabaja la estabilidad: flexiona ligeramente las rodillas para absorber el agua agitada y mantener el equilibrio. Una postura relajada evita los cambios bruscos de peso. Mantén el ala estable. Cualquier movimiento brusco puede desestabilizar la tabla hidroala. Practica el mantenimiento de una posición constante del ala.

Cuando montes la tabla más pequeña, presta atención a tu juego de pies. Practica el movimiento suave de los pies durante las transiciones (por ejemplo, de ceñida a empopada). Mantén el ala estable mientras ajustas tu postura. Desplaza sutilmente el peso para mantener el equilibrio. Anticipa las ráfagas y ajústate en consecuencia.

 

05

Salir del florete

¡Ahora es el momento de FOIL finalmente! A medida que vayas ganando algo de velocidad sentirás como la tabla empieza a levantarse ligeramente. En este momento, mueve tu peso ligeramente hacia adelante mientras mantienes el ala estable. Para descender, desplaza tu peso hacia atrás y baja el foil con este. Practica aterrizajes controlados.

06

Mantén vuelos más largos

Una vez sobre el florete, encuentra el equilibrio. Utiliza ajustes sutiles para mantener la altura. Dobla ligeramente las rodillas para absorber los golpes. Querrás empezar a aprender viradas (transiciones) y maniobras más avanzadas, cuando seas capaz de mantener un vuelo estable durante más de 10 segundos y puedas ascender y descender de forma controlada.

¡Felicidades! ¡Cuando llegas a este paso eres un kitesurfista independiente! Ahora toca practicar, practicar y practicar. Pronto comprarás tu equipo propio y poder disfrutar de este deporte en muchas partes de este hermoso mundo!

bottom of page